miércoles, 30 de abril de 2008

COLOQUIO


©Ronald Castillo Florián


- ¡¿Porqué llegas recién?!
- Se demoro el bus
- ¡Sí, y ayer ayudaste a una abuela cruzar la calle!
- Es que…
- ¡Mañana será que viste un ovni...!
- Lo que pasa es…
- Y pasado que te secuestraron…
- Pero violeta, la verdad…
- Mira Carlos, ya me tienes harta con tu manía de llegar tarde a todas nuestras citas
- Pero no es porque yo quiero
- ¡Entonces!
- Siempre me pasa cosas inusuales
- Sí, como la semana pasada que te dormiste en el bus
- Eso fue verdad…
- Y te despertaste en el paradero final porque te pasaron la voz
- Es que estaba muy cansado…
- ¡¿Cansado de qué?! …bueno, cambiemos de tema
- Sí es mejor
- Trajiste lo que me prometiste
- Bueno…
- Bueno qué
- Es que yo…
- ¡¿Yo qué?... Lo trajiste o no lo trajiste
- Bueno… sí lo traje pero…
- Que pero ni que nada, ¡dámelo!
- No puedo
- ¡¿No puedes o no quieres?!
- No, no puedo
- ¡¿Por qué no puedes?!
- Me da vergüenza
- ¡Vergüenza!… no seas cholo y dame lo que me prometiste
- ¡Violeta no seas mala!
- No soy mala, ejerzo mi derecho
- No estoy seguro si deba…
- Me lo tienes que dar sí o sí, me lo prometiste
- Ok, ok… toma, pero confieso que me da…
- No te da nada tonto, ¡dámelo!
- ……………………………………………………
- ¿Qué pasa, te pones rojo?
- Ya te dije la vergüenza
- ………………………………………………….…
- ¿No te gustó?
- Sí, pero…
- ¿Qué?
- Es que escribes medio raro
- ¿Raro?
- Sí raro, raro
- ¿Cómo raro?
- ¡Raro pues, raro, o no sabes que es raro!
- Sí lo sé… pero a qué te refier…
- Aquí escribes como si fueras un loco
- De eso se trata el escribir, de ser loco
- Tal vez... pero por qué dices aquí…
- ¡No lo leas, no lo leas…!
- Es que es raro lo que escribes
- Sí, pero no me lo leas… me avergüenzo
- ¿Pero, porqué…?
- No sé… me pasa siempre
- Pero…
- ……………….
- Sabes mejor dejémoslo ahí
- Sí mejor
- ¿A donde vamos ahora Carlos?
- No lo sé, ¿qué has pensado?
- ¿Cuánto tienes?
- Con la justa mi pasaje de regreso y tú
- Mi pasaje y un sol más
- ……………………………………………………
- ¡Vamos a comer helado entonces!
- Pero solo tenemos un sol
- ¡Sí, compraremos un helado para los dos y nos sentamos en la escalera de la catedral!
- ¿Pero solo un helado?…
- ¡Sí y los dos comeremos juntos, un rato cada uno!
- Pero la gente…
- La gente mangos Carlos… además si nos miran no pensaran que estamos misivos
- ¿Sino…?
- ¡Que somos románticos!
- Jajaja… bien, vamos
- ¿Ah?
- ¿Qué cosa?
- ¡Sigue escribiendo esas locuras!
- Pero tú dijiste que…
- No importa lo que dije... a pesar de todo me gusta que digas que te quieres comer mi corazón.

9 comentarios:

Ray dijo...

m hiciste reir.. muy buen escrito

Gladyz Donoso dijo...

interesante manera de crear un texto...

MOISÉS dijo...

Te mereces que alguna editorial te brinde una oportunidd pra que todo el PERU te conozcan por tu brillante talento en vista que hasta hoy estas contribuyendo con un granito de arena a nuestra literatura. ATTE- MOISES.

Kijar dijo...

See Please Here

marcayuq dijo...

Hombre.... me haz hecho reir...... te invito a mi nuevo proyecto poético, es decir blog, para que lo visites en su pronta inauguración.

Ah!... Te he linkeado, pero x favor, no me digas que te quieres comer mi corazón jajajaja.

Saludos

... dijo...

- ¿Cuánto tienes?
- Con la justa mi pasaje de regreso y tú
- Mi pasaje y un sol más


- La gente mangos Carlos… además si nos miran no pensaran que estamos misivos
- ¿Sino…?
- ¡Que somos románticos!


Jajajaja
¡Qué buena historia!

Saludos, Ronald

esterilidad dijo...

me hss hecho reir
muy buen escrito te felicito
saludos

Hanna_Ice dijo...

Me ha hecho reir tu historia!

Es la primera vez que visito tu blog, pero no sera la ultima, eso sí es seguro, te cuidas.

Anónimo dijo...

...wow!! me doy kuenta q no soy la unika nferma en escribir, tu m sobrepasas, es muy bueno reflejar aquellas alucinaciones q tenemos dentro....
Es la 1ra ves q visito tu blog y creeme q no sera la ultima!