lunes, 9 de noviembre de 2009

BALADA PARA UN FUGITIVO


©Ronald Castillo Florián
Sabes una cosa
aún anhelo esas mañanas
de café cargado / tostadas quemadas
donde tú antes de despedirte me hacías el amor en el balcón

dónde están esas mañanas de noticiero matutino
de sudor incesante de sed de tu boca
de éxtasis de las ocho
porque a esa hora
salías corriendo
y yo te retenía
para amarnos n-u-e-v-a-m-e-n-t-e

hoy
sentada a la ribera de mi tristeza
te he divisado desde lejos
te he visto correr desnudo por mi casa
el deseo me ha invadido
y he gritado a mi cerebro que no existes
que siempre fuiste un sueño
un bendito sueño
que todos los días
se hace poesía…


ii
¿qué voy hacer con tu vil recuerdo
panacea de mi tiempo virtud de mis pasos?

e res clavo oxidado en mis manos que
x
c
i
t
a siempre / forever/siempre
mi ojo descarrilado.

en verdad :
me gusta enredar mi vida con tu cuerpo
sentirte desnudo
lamer tus sudores
conjugar nuestros sexos
unir nuestro cóncavo y convexo
copular nuestras ideas
y que nos entierren juntos

hoy te quiero ayer no
y el deseo me invade:
vivir en constante orgía con tu pensamiento




iii
antes de huir de tu casa
me he bañado en tu cuerpo
te he invadido el cerebro
y he concebido un h i j o
en tu vientre
antes de salir de tu vida
quiero que me lastimes
me marques el cuerpo
me mates con tus manos
me e-y-a-c-u-l-e-s fuertemente

y en el silencio de nuestro adiós
mis cicatrices me dirán lo macho que eras
y no me arrepentiré nunca
de haberte violado-gozado-explotado-matado
porque tu lengua se tragó mi vida
haciéndome gritar de lujuria
y el no me olvides
que se marcó en tus manos blancas
te recordarán
que me amabas contra la pared…




iv
yo no tengo la culpa
que me hayas encontrado
abriendo caminos
con personas ajenas
simplemente fui presa y testigo de nada

recuerdas que me llevaste
a escondidas una tarde
al rincón de nuestra vida
y me endulzaste el paladar

acaso te has olvidado
que fui testigo
de tu carne sensible
de tu cuerpo esquelético
que me abrazó tiernamente
dañándome el cerebro


dónde haz dejado
esas noches interminables
días sin alimento bajando de peso comiendo deseos
matando los mitos tejiendo amor

no me digas que ya no me deseas
que soy harina vieja
que te gusta carne nueva
que ya soy experta

dime entonces qué hago
con tu maldito recuerdo
que bebo todos los días
que atraganta mi garganta
y me susurran antes de dormir

dime cómo se hace
para sacarte de mi vida de una vez por todas
mandarte al diablo sin que me duela en lo más mínimo
abrasarte sin que te des cuenta robándote un beso

d i m e
como le hago
para tostar el pan que dejaste
tirado en mi lecho
y que aún espera a quien devorar…

por favor
no te vayas sin matarme
sin lacrarme los labios
porque sin ti no tienen motivo
orar en el templo
tú lo eres todo
y nada al mismo tiempo
pero todo finalmente
l
a
m
u
e
r
t
e
es enemiga
desde que te fuiste de mi vida




v
siempre me tuviste
tendida a tu deseo
esperando tu suspiro
añorando tu amor
ahora que sabes
de mi delírio maternal
me unges de desprecio
me haces e s p e r a r



vi
nunca te olvides
de los tiempos vividos
pretéritos perfectos
sembrados en el alma
que reclaman recuerdos

sabes una cosa
aún anhelo esas mañanas
de café cargado / tostadas quemadas
donde tú antes de despedirte me hacías el amor en el balcón.
……………………………………………………………………………………………………………….

1 comentario:

luzy dijo...

te pasaste, esta bueno el verso, me gusta la sinceridad con que cuentas los más profundos sentimientoa del ser humano, de verdad me da pena, como al comienzo las relaciones se dejan llevar por la pasión y después terminan de la peor manera, destruyendo las ilusiones que en un principio se tenian..., y siempre ocurre, .. eso creo...