lunes, 29 de agosto de 2011

REO













Los mi perdones que he lanzado al viento
no serán posibles
si no piensas un segundo en mí
mis trapos viejos ventilados por tu sangre me arrastraron al abismo
y no pude salir

quedé atrapado en la vergüenza
de tu mirada y de tu carne
y cuando supliqué el milagro de vivir
caía más en las injurias fúnebres que lapidaron mi alma
dejándome en el asfalto de la humillación


me acusaron de profanarte y de ventilarte al mundo
cuando lo único que hice
fue adorarte como una diosa
en el templo de nuestra vida
ofreciéndote las mejoras dádivas
que le mundo me regaló

y qué podías hacer


solo mirarme
con tus luceros en lágrimas
y mientras yo moría
el viento de tus labios me dijo
adiós amor

5 comentarios:

Elvis Alejandro Zorrilla Rojas dijo...

REO, letras potentes que juega con la imaginación del lector, estos escritos están llenos de sentido. Una vez más lo digo, es un deleite leerte. Tu hermano Elvis Zorrilla Rojas.

Anónimo dijo...

Reo", es una maravilla para mi leer estas líneas pues has sabido muy bien combinar la teología con la poesía, ere en mi opinión un ilustre, pues quien sepa armonizar estas artes, es sin duda por puro don Sobrenatural, te conduces muy bien por la gracia actual, te comparo con san Ambrosio, aunque tú no escribas a la Eucaristía pues tu escribes ala vida. Tu hermano Julio Pezo, el que pretende ser Matemático.

Anónimo dijo...

lindo tu............ al leeeer y apreciar todo lo que escribes eres un gran poeta ronald eres incomparablee tienes una escencia única......................................................................bendicionesss

Anónimo dijo...

lindo tu............ al leeeer y apreciar todo lo que escribes eres un gran poeta ronald eres incomparablee tienes una escencia única......................................................................bendicionesss

Anónimo dijo...

Dios te ha bendecido con el don de la palabra, felicitaciones Ronald, poco a poco llegaras a la cuspide en donde siempre estaras por la calidad de tu pluma...imcomparable - ilustre