sábado, 29 de septiembre de 2007

LA VISITA


© Ronald Castillo Florián

Lo supe después que se fue de mí. Sucedió así sin más ni más un día cualquiera. La noche anterior yo había llegado tarde y muy cansado del trabajo, en el camino estaba renegando porque la maldita combi demoraba deteniéndose en cada paradero, yo no pude contenerme y muchas veces recriminé al conductor, éste para callarme me decía que si estaba apurado me baje y tome un taxi.

Esa noche había llegado a mi casa hecho una furia, estaba tan molesto y cansado que sin mediar nada me dispuse a dormir no sin antes prometerme que al día siguiente mandaría al diablo cualquiera que se atreva a molestarme.

En la mañana, al despertar, estaba esperándome, no sé si toda la noche o acababa de llegar, lo cierto es que estaba delante de mí. Cuando se percató que yo despertaba, raudamente como predestinada se posó en mi cabeza, me dio tanto asco que de un movimiento la espanté, pero ésta al parecer quería estar conmigo que volvió a posarse, una y muchas veces la ahuyenté pero ella terca regresaba, finalmente tuve que dejarla porque se me hacía tarde para ir a trabajar. Todo el camino me acompañó, no me dejaba libre, por momentos la olvidaba y por otros me daba mucha cólera, pero no podía detenerme en cojudecitas pues sabía que tarde o temprano debía abandonarme.

Así estuvo todo el día, terca, libidinosa, maldita, detestable, angurrienta, abusiva, asquerosa. Regresé a casa echando tantos diablos que no tuve ganas de cenar. Me alisté para dormir y ella, por fin, salió de mi cabeza, se puso frente a mí, me miró y se fue. Me quedé pensando el por qué de la visita de aquella mosca, el porqué de su compañía todo el día; y justo antes de dormir lo entendí:

- ¡Lo que pasa –dije sabiamente- es que todo el día estuve pensando cochinadas!


-Fin-

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay momentos en donde desemos mandar al diablo a todos ya sea porque nos levantamos de mal humor o alguna llamada telefonica rrepentina q te hacen desesperar...
La visitas siempren nos invaden cuando estamos malhumorados o cuando nos sale mal lo q habiamos proyectado...
pero como dice el dicho a mal tiempo buena cara para q no nos sorprenda aquella visita q no queremos q llegue....

Bye

YO

Fausto dijo...

yo tambien pienso cochinadas

Anónimo dijo...

Hoy lei eso en una cola extensa de un banco, si alguien me lo dio.. fue bueno para hacer algunos origamis, lastima que la lectura no le intereso a nadie..eso por la cantidad de papeles que estaban regados por el suelo..

kuroiwa dijo...

Pareciese que lo mas importante siempre es lo explicito y lo mas comun de hacer comienza a reflejarse como una melodica muestra de aventura , es simple presajiar, que lo habitual y simple de esta vida, lo que todos conocemos se convierte en metafora de las ideas que plasmas en un papel para el veneplacito gusto de tus lectores, tomame como un consumidor de tus textos y enviame cuando puedas siempre lo que tus ideas puedan transcribir en el papel, de tu amigo de siempre VICTOR KUROIWA muchas felicitacuones y que sigan los exitos querido amigo.

jeremy dijo...

tengo un montón de moscan que aun no se marchan

Anónimo dijo...

sabes aveces es bueno salir de la orbita cerebral porque es muy loco claro si lo controlas por si no las moscas te invadiran y eso si es fatal.

muy buena nota


comisaria villa el salvador ramirez

Anónimo dijo...

sabes aveces es bueno salir de la orbita cerebral porque es muy loco,claro ¡si! lo controlas , si no las moscas te invadiran y eso sì seria fatal.

muy buena nota

ya esta un poco mejor ramirez