lunes, 17 de septiembre de 2007

NO SÉ NADA

© Ronald Castillo Florián


Esbozado en Ica


Decir “no sé nada” en este tiempo no es utopía, ni mucho menos sinónimo de ignorancia. No se trata de ser retórico ni un pobre "inculto" de la sociedad, es sólo reflejar lo que se está viviendo en nuestro contexto actual.

Lo sorprendente es que cada vez son pocas las personas que reconocen aquella sapiencia de ignorar lo que no se sabe, ya que el común regulador del mundo dice saberlo todo. Si algo ignoras simplemente eres un don nadie, por ello muchos de nuestros amigos, familiares, vecinos, personas vinculadas a nuestro entorno y también aquellas que desconocemos, cada vez más, dicen que lo saben todo o casi todo aun si saber si es cierto.

En este momento decir “no sé nada” es una gran valentía universal, porque cada vez la ciencia descubre cosas nuevas, tanto así que los conocimientos previos quedan caducos. Por ello decir “no sé nada” no me da miedo, temo decir que lo sé todo, porque después cuando alguien me pregunte de uno u otro tema me daré cuenta que sé todo sin saber nada y así me perderé viciosamente en la retórica fantasiosa del saber todo sin saber nada, por eso, al aceptarlo lo declaro.... ¡No sé nada! aquella frase me abre al conocimiento universal.

7 comentarios:

Alemán dijo...

yo tampoco sé nada

Misterio dijo...

me cagas el cerebro

Jhonny dijo...

¿al final quien sabe algo?

episteme dijo...

I. SABER ES DISCERNIR.

II. SABER ES DEFINIR.

III. SABER ES ENTENDER. LAS TRES DIMENSIONES DEL ENTENDER LAS COSAS:

A) LA DEMOSTRACION DE SU NECESIDAD.

B) LA ESPECULACION DE SUS PRINCIPIOS.

C) LA IMPRESION DE SU REALIDAD.

Anónimo dijo...

Tiens razón, porque el que dice saber no sabe de lo sabe el pero como sabes que los demas saben mas...

Bye

YO

Anónimo dijo...

solo se que nada se.

jeremy dijo...

este escritor me deja weon!! pero no sé porque... o sí sé?....